Siglas

Las siglas se forman mediante la unión de las iniciales de un enunciado o sintagma: BBVA (de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria).

Por lo general, cuando se trata de una combinación que se ajusta a la fonética del español, se tiende a leer las siglas como si formaran una palabra: ONU (Organización de Naciones Unidas); OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Muchas veces se pierde conciencia del origen de las siglas y se interpretan como una palabra independiente del sintagma que ha dado lugar a ellas: talgo (tren articulado ligero Goicoechea Oriol); radar (del inglés radio detecting and ranging). El resultado es un tipo de acrónimo (formado con la primera letra de varias palabras).

La acronimia

La acronimia es un procedimiento mediante el cual se forma una nueva palabra a partir de fragmentos de otras palabras; las palabras así creadas se denominan acrónimos. Algunos acrónimos son: módem (modulador + demodulador); motel (del inglés motorist + hotel); cantautor (cantante + autor).

Los acrónimos son muy frecuentes entre los nombres de algunas firmas comerciales o como denominación de ciertas asociaciones: Banesto (Banco Español de Crédito); Rumasa (Ruis Mateos S.A.); etc.

Oksiglas busca tanto siglas como acrónimos, la base de datos está formada por más de 40000 referencias.

Los acortamientos

El acortamiento es el proceso mediante el cual la forma de una unidad léxica, simple o compleja, se reduce, pero mantiene su significado básico y su categoría gramatical. Se crea, por lo tanto, una nueva palabra acortando otra: progre, de progresista; taxi, de taxímetro; etc.

Por lo general, como sucede en los ejemplos anteriores, el fragmento que permanece en la forma acortada es el inicial. Pero también hay algunos casos, menos frecuentes , en los que se mantiene el segmento final: chelo, de violonchelo; mano de hermano, etc.

Oksiglas contiene miles de acortamientos, accesibles desde el buscador.

Sobre las siglas

El plural de las siglas

Debe evitarse el uso, copiado del inglés, de realizar el plural de las siglas añadiendo al final una s minúscula, precedida o no de apóstrofo: CD’s, ONGs.

El género de las siglas

Las siglas adoptan el género de la palabra que constituye el núcleo de la expresión abreviada, que normalmente ocupa el primer lugar en la denominación. Las siglas son una excepción a la regla que obliga a utilizar la forma el del artículo cuando la palabra femenina que sigue comienza por /a/ tónica

Ortografía de las siglas

Las siglas se escriben hoy sin puntos ni blancos de separación. Solo se escribe punto tras las letras que componen las siglas cuando van integradas en textos escritos enteramente en mayúsculas.

Lectura de las siglas

Las siglas se leen sin restablecer la expresión a la que reemplazan, siguiendo el procedimiento que requiera su forma: lectura silábica, deletreo o lectura mixta.

Uso de los artículos para las siglas

Las siglas suelen omitir para su formación los artículos, las preposiciones y las conjunciones que aparecen en la denominación completa, salvo cuando se desea facilitar su pronunciación, convirtiéndolas en acrónimos.

Hispanizar las siglas

Siempre que sea posible, se hispanizarán las siglas: OTAN, y no NATO; ONU, y no UNO.